Santa fe,  Domingo 27 de Mayo de 2018 - 10:48 Temp: C
ARA San Juan
“Es la causa más compleja e importante”
La jueza Marta Yáñez reconoció que la del ARA San Juan es una de las causas “más complejas” que se tramitan en la Justicia federal. Considera vitales los testimonios de los dos auditores que declararán hoy en su juzgado.
Tapa | Noticia | 31-01-2018
Imagen de internas tipo2
Desde Caleta Olivia
En una entrevista exclusiva con PáginaI12, la jueza federal de esta ciudad, Marta Yáñez, aseguró que la causa que tiene en manos, para determinar qué ocurrió y qué responsabilidades pueden llegar a caber en relación con la desaparición del ARA San Juan con 44 tripulantes a bordo es “la más compleja y una de las más importantes hoy en trámite dentro de la justicia federal”. Esto se debe “al costo que insume por la trascendencia a nivel internacional que ha concitado la solidaridad de muchas potencias en el tema de la búsqueda” del submarino. En ese marco de expectativa, le dio vital trascendencia al testimonio que prestarán hoy el ex auditor de la Armada, contralmirante Guillermo Luis Lezana, y quien lo reemplazó en el cargo como actual jefe de la Inspección General de la Armada, contralmirante Eduardo Alfredo Pérez Bacchi. Ellos deberán informar sobre la gravedad de las “falencias” del submarino en un informe que elevaron en su momento al ex titular de la fuerza, almirante Marcelo Srur, desplazado por el gobierno luego de la crisis por la desaparición del navío. “Cuando se tenga toda la información necesaria, se determinarán las responsabilidades, si las hubo”, dijo la doctora Yáñez.
–¿Se siente acompañada por el Estado, por la Armada, frente a una causa de tanta complejidad?
–La institución Armada Argentina, en la medida que nosotros hemos pedido información, ha venido cumpliendo bastante bien. Los últimos allanamientos ordenados fueron para buscar elementos más precisos en arsenales, en particular, pero en general tengo la colaboración de la Armada. Y después, no me puedo sentir acompañada por nadie más porque el trabajo judicial lo hacemos solos.
–Lo que ocurre es que, en esta causa, están en juego muchas cosas.
–Esta causa, en complejidad, supera a cualquiera. Tenemos que cruzar datos de toda la información que recibimos y a la vez, aprender el manejo técnico y el idioma naval. Eso lleva su tiempo, pero de todos modos yo nunca soy partidaria de decir “esto no se puede hacer”. Siempre pienso que las cosas se pueden hacer, paso a paso, con tranquilidad y responsabilidad, porque todo llega. Igual insisto en que es una causa muy compleja, al punto que el aporte mayor, la mayor luz, va a llegar a través de los peritos.
–¿Ya comenzó la designación de peritos?
–No, porque es prematuro. Desde lo naval, se tiene que pensar en todo, desde ingenieros navales, técnicos navales, submarinistas porque es una especialidad y hay muchas categorías dentro de lo que son los rangos de la Armada para citar o convocar peritos.
–Uno de los puntos clave son las auditorías sobre el estado del ARA San Juan. ¿Cuántos son los informes de los auditores de la fuerza que señalan la existencia de las “falencias” a las que usted se refirió?
–Es el informe de un auditor y la ratificación de todo su contenido por parte de un superior. El informe fue llevado para la aprobación del almirante (Marcelo) Srur (ex titular de la Armada, desplazado de su cargo en diciembre) en enero del 2017. Es el informe de auditoría del Comando de Submarinos en donde se señala que algunas falencias se detectaron y que se informaron oportunamente.
–¿Qué nivel de gravedad tenían esas falencias?
–Vamos a determinarlo en el curso de la causa y para eso fueron los allanamientos, para saber si se hicieron las reparaciones que había que realizar.
–¿Fueron tres o cuatro esos allanamientos?
–Fueron cuatro los allanamientos, en cuatro lugares determinados. En Arsenales de Mar del Plata y en Arsenales de Puerto Belgrano, porque esos son los lugares destinados a hacer reparaciones y donde tiene que quedar asentada la documentación de las reparaciones. También hubo allanamientos en el Comando de Submarinos, en Mar del Plata, que es el encargado de viabilizar las compras, las licitaciones y ordenar por su intermedio las reparaciones y también hicimos otro allanamiento en la Dirección de Material Naval de la Armada, en el Edificio Libertad, porque es el órgano encargado de dar recepción a los pedidos y dar respaldos crediticios para que se hagan las compras necesarias.
–El submarino es la “caja negra” para saber qué pasó. ¿Qué sucede, a los fines de la causa, si el submarino nunca aparece?
–Yo dije, y no es para mal interpretarlo, que si no lo encontramos o si lo encontramos pero no podemos reflotarlo, estoy viendo todas las posibilidades alternativas. Esto incluye hacer una eventual, no digo reconstrucción del hecho porque sería imposible si no aparece, pero sí hacer una inspección ocular, que si es posible en el gemelo del ARA San Juan, el ARA Santa Cruz. Hoy cuento con la ficha técnica, con los planos del submarino y con todos los datos que proporciona el fabricante de Alemania. No le puedo decir que vamos a conseguir el aparato, aunque está claro que si apareciera es lo mejor para todos. Por empezar, para los familiares que están padeciendo una situación humanamente que no se puede procesar porque hay 44 familias que tienen que creer que están en algún lado y que por lo menos quieren para ellos una cristiana sepultura.
–¿Qué evaluación puede hacer de las testimoniales del lunes?
–Son testimoniales de personas que estuvieron embarcadas en la última misión, que tienen su experiencia aunque están acotados a una función dentro del submarino, y por eso pueden desconocer otra información que los excede, como la que manejaba el comandante del submarino (capitán de Fragata Pedro Martín) Fernández. Ellos no conocen los pedidos que hizo Fernández en su momento para alistar el San Juan y tampoco tienen por qué conocer esa información. Cuando evaluemos estos testimonios vamos a tener en cuenta el contexto en que se dieron y la función que ellos (los submarinistas Humberto Vilte y Juan Gabriel Viana) cumplían. Sus declaraciones pueden ser más o menos relevantes dentro de lo que yo estoy pretendiendo acreditar, que son las eventuales responsabilidades.
–De todos modos, esos testimonios ¿pueden ser elementos a tener en cuenta para la testimonial de los auditores?
–Convoqué a los submarinistas porque estuvieron embarcados y sobrevivieron a esta tragedia, para ver si me proporcionaban algo más de información, pero los testigos de mañana me van a brindar precisiones respecto de lo que fue la inspección del submarino y por qué llegaron a esas conclusiones, a señalar que había falencias.
–¿Cuáles eran esas complicaciones?
–Son muchos los señalamientos y si los digo, son tan técnicos que no los entendería. Lo que me interesa es que de boca del auditor que va a declarar bajo juramento, me diga en qué consiste determinada avería, falencia o limitación técnica, me diga la extensión y me diga la gravedad que entrañaba cada una de las cosas. Por eso no puedo anticipar nuevas medidas de prueba, porque en virtud de lo que digan los auditores eso va a propiciar que dispongamos otras medidas porque estoy yendo de lo muy general a lo muy específico, en un tema complejo por lo técnico y por las mismas características de lo que entraña un submarino. Recién cuando desentrañemos todo eso, vamos a establecer responsabilidades, si las hubo.
–¿Declaró en la causa el ministro de Defensa?
–El ministro (Oscar) Aguad ya declaró por oficio, fue el primero que lo hizo, en plena conmoción porque fue en el mes de noviembre y bueno, estaba la búsqueda encaminada y toda la ansiedad por el rescate mismo. Esto superaba lo que era el reclamo de los familiares porque todos queríamos que fueran encontrados rápidamente.
–¿Dentro de la investigación se incluye a las tareas de búsqueda?
–El tema lo sigue llevando adelante el Plan SAR que se maneja desde Puerto Belgrano. Ellos nos mandan un parte diario para informar sobre qué embarcaciones se cuentan para la búsqueda y qué tareas se realizaron y en qué áreas. Yo no estoy abocada a investigar la búsqueda, estamos informados por si apareciera el submarino. Muchos dijeron por qué no fui hasta Puerto Belgrano para averiguar temas relacionados con la búsqueda, pero yo investigo las razones por las que desapareció el ARA con sus 44 tripulantes. La búsqueda está para los que realmente saben hacerlo, yo podría investigar luego si hubo deficiencias, pero ese no es mi tema en estos momentos.
–¿Qué les diría a los familiares, que están desolados y reclamando que siga la búsqueda?
–Me he comunicado con varios de ellos. Les dije que si estuvieran acá o yo en Mar del Plata, los hubiera recibido a todos por una cuestión de humanidad, pero sobre todo para que me conozcan y confíen en que estamos haciendo todo lo necesario para llegar a la verdad material. Eso es lo que busca el proceso penal. Estamos trabajando todos los días, pero no es lo mismo que yo se los comunique a través de un diario a que me vean personalmente y vean todo lo que se está haciendo. Y todo lo que se está relevando, que es algo que se los puede comunicar el doctor (Luis) Tagliapietra, pero me gustaría que me pudieran ver y que me conozcan para que sepan que estoy actuando con responsabilidad intelectual, con absoluto conocimiento y conciencia de lo que entraña la pérdida de los 44 tripulantes. Y también por la importancia que tiene el hecho de que está expuesta la Armada nacional que ha perdido el único submarino que estaba navegando.
Fuente: Pagina12
Imprimir Enviar por e-mail
Institucional:
El Consultorweb fundado el 07 de Septiembre de 2000
Staff de Colaboradores y Corresponsales
Editor Responsable: José Luis Tepper
Redacción: Mendoza 314 - Piso 1 - Tel: 0342/ 4566378/272 - Santa Fe - Rep.Argentina